Causas del hígado graso

18/06/2018

Hasta hace poco, las personas pensaban que la acumulación de grasa en el hígado era debido única y exclusivamente por el consumo habitual y excesivo de bebidas alcohólicas y/o consumo de frituras.

Sin embargo, se ha determinado que en realidad la esteatosis hepática (o hígado graso) también se diagnostica en personas que no ingieren alcohol de forma crónica.

En definitiva, cuando la causa no está relacionada con el consumo de bebidas alcohólicas, nos encontramos ante una esteatosis hepática no alcohólica, causada principalmente por lo siguiente:

– Sobrepeso y obesidad: Debemos tener en cuenta que la esteatosis hepática se produce especialmente en personas con exceso de peso. Muchos especialistas médicos coinciden en que, cuanto mayor es ese exceso de peso, más elevado será el riesgo.

– Pérdida de peso: A diferencia de lo que se piensa, el exceso de peso no es la única causa del hígado graso ¿Sabías que también puede producirse como consecuencia de una pérdida rápida de peso? A su vez, puede aparecer por desnutrición.

– Consumo de alcohol: Es una de las causas más comunes, pero no la única, y debemos diferenciarla de la esteatosis hepática no alcohólica evidentemente no causada por la ingestión de alcohol.

– Diabetes Mellitus: Tanto la diabetes tipo 2 como la resistencia a la insulina son dos causas relacionadas, ya que ocasionan la acumulación de grasa en el hígado.

– Colesterol elevado: Cuando existe colesterol alto, y sobre todo triglicéridos, también nos encontramos ante una causa directamente relacionada. – Consumo de determinados medicamentos: Como es el caso de los estrógenos, corticoides, antirretrovirales, el Tamoxifeno o el Diltiazen, entre otros.

El hígado graso esta asociado fuertemente al síndrome metabolico ( conjunto de hallazgos clínicos clínicos que incluyen: obesidad visceral , la diabetes mellitus 2, la hipertensión arterial, la dislipidemia y la insulinoresistencia)

Por ello, aunque se trata de una enfermedad benigna en casi todos los casos, si no se cuenta con un tratamiento adecuado que ayude a eliminar la grasa en el hígado, puede provocar a futuro la aparición de cirrosis y/o cáncer de hígado.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *