Cáncer de esófago es silencioso y agresivo

El diagnóstico temprano es mediante una endoscopia de última generación.

Esta enfermedad se forma por células malignas (cancerosas) en los tejidos del esófago, debido a factores externos, formando el cáncer. Por lo general cuando esto sucede en sus etapas tempranas, los síntomas son imperceptibles, lo que conlleva a su desarrollo silencioso en el organismo, hasta formarse tumores malignos que bloquean el traspaso de los alimentos hacia el estómago. Por esta razón, el paciente suele acudir al profesional muy tarde.

Sin embargo, existe una salvedad para descubrir este cáncer de manera temprana o precoz, aunque por conciencia, tal como lo detalla el doctor Juan Manuel Alcivar, gastroenterólogo de Instituto Ecuatoriano de Enfermedades Digestivas – IECED. 

«Hemos tenido pacientes que llegan a realizarse una endoscopia por otras causas como ardores estomacales o constante reflujo y durante el procedimiento se visualiza un cáncer de esófago en sus estados tempranos»

 

A pesar que esta enfermedad es asintomática en sus estados iniciales, existen indicios que deben tomarse en cuenta para visitar al especialista:

  • Dificultad para tragar
  • Sensación de líquido amargo o ácido
  • Dolor en el pecho al comer
  • Pérdida de peso
  • Sangrado digestivo

Si se detectan uno o varios de los síntomas mencionados, debe acudir a realizarse una endoscopia y así descartar cualquier sospecha de cáncer en el esófago.

 

Extracto de publicación en diario SUPER del 28 de febrero de 2021

 

Compartir


WhatsApp Escríbenos por whatsApp